Trebujena acondiciona sus colegios con iluminación LED, energía fotovoltaica y aislamientos térmicos y acústicos

El Ayuntamiento realiza una serie de actuaciones de cara al nuevo curso para convertir los centros educativos en instalaciones eficientes y sostenibles

TREBUJENA. 22 DE JULIO DE 2020. El Ayuntamiento de Trebujena está trabajando en el acondicionamiento de los colegios de la localidad para que estén en perfectas condiciones cuando el alumnado regrese a las aulas. La actividad no ha cesado desde que se decretó el confinamiento para aprovechar así este periodo y que los alumnos y las alumnas encuentren los centros educativos en condiciones óptimas.

El concejal responsable de Servicios Municipales, José Miguel Pérez Marín, explica que las actuaciones desarrolladas en los centros educativos de la localidad, los CEIP Blas Infante y Antonio Briante Caro, además del CDP José Cabrera, se basan en cinco patas fundamentales: aislamiento térmico, renovación de la carpintería metálica, instalación de iluminación LED, de alimentación fotovoltaica y mejora de la climatización.

Las mejoras implantadas en los centros educativos de Trebujena permiten tener un importante ahorro energético, ya que el CDP José Cabrera ha pasado de pagar entre 2.500 y 3.000 euros de luz mensuales a situarse en un gasto de unos 300 euros al mes. “Hay que tener en cuenta, además, que ese centro tiene una escuela de cocina, con horno, vitrocerámica y unos consumos muy potentes”, destaca el concejal de Servicios Sociales.

“Además, hay que señalar que tienen mucho menos gasto pero con más servicios, porque antes no contaban con servicio de climatización”, agrega Pérez Marín. La instalación de placas fotovoltaicas en los centros les permitirá, cuando activen la compensación eléctrica, que haya meses en los que “nos devuelvan dinero porque cubramos los consumos”.

“El aislamiento acústico es tan importante como el térmico”, destaca José Miguel Pérez Marín”, quien añade que “está todo pensado para fomentar la concentración del alumnado y para que no se resienta la vista tras tantas horas en clase”.

Las actuaciones, realizadas con cargo al Plan Profea, también han contemplado la reparación del cerramiento exterior de los centros educativos, la restauración de pistas de deportivas, y de parques infantiles instalados en el interior de los colegios, que se encontraban con desperfectos que han sido solucionados. “En el CEIP Briante Caro se ha excavado en el albero existente, se ha instalado una solera de hormigón y se ha instalado césped artificial, además de construir salidas naturales para el agua, ya que se inundaba constantemente”, señala José Miguel Pérez Marín a modo de ejemplo.

 

Desarrollado por EPICSA