El Ayuntamiento y la AMPA Blas Infante piden a la Junta que garantice una vuelta segura a las aulas

          

El Consistorio y los padres y madres del centro educativo advierten de que las instrucciones de Educación no se pueden cumplir y piden más recursos materiales y humanos

 

TREBUJENA. 30 DE JULIO DE 2020. El Ayuntamiento de Trebujena, tras reunirse con representantes de la AMPA Blas Infante, muestra su preocupación por las medidas previstas para la vuelta a las aulas el próximo curso escolar 2020-21, tras constatar la falta de medios humanos y materiales para hacer frente a esta nueva situación. El centro escolar y el Consistorio piden así a la delegación territorial de Educación de la Junta de Andalucía en Cádiz que aporte recursos y garantice las condiciones necesarias para la vuelta a las clases.

Tras revisar las instrucciones del pasado 6 de julio de la Junta de Andalucía relativas a la organización de los centros ante el inminente inicio del curso, para dar respuesta a la difícil situación provocada por el Covid 19, se confirma que en el centro escolar, aunque dispone de las aulas, autonomía y flexibilización organizativa requerida, no se pueden llevar a la práctica estas instrucciones por las limitaciones en personal y por las ratios tan elevadas.

El Ayuntamiento de Trebujena alerta de que la superficie de las aulas de la localidad está situada en el mínimo establecido por normativa, y a veces por debajo, ya que según el Real Decreto 1321/2010, de 12 de febrero, por el que se establecen los requisitos mínimos de los centros que impartan las enseñanzas del segundo ciclo de Infantil, Educación Primaria y Educación Secundaria, reseña que debe haber un aula por cada unidad con una superficie adecuada al número de alumnos escolarizados autorizados y dos metros cuadrados por puesto escolar, con un mínimo de 1,5 metros. El CEIP Blas Infante tendrá este curso un 1º con 27 alumnos y alumnas, un 3º con 27 estudiantes y un 5º, resultado de la unión de dos clases de 4º, con 27 alumnos y alumnas.

 

La AMPA Blas Infante ve muy complicado que se mantenga la distancia de seguridad en aulas de estas características y con estas ratios, y no entiende que se permita esta masificación de las aulas. La asociación de madres y padres de alumnos, está muy preocupada por la situación de 1º de Primaria, donde hay dos alumnos que requieren Pedagogía Terapéutica y otros dos pendientes de evaluación psicopedagógica.

 

El CEIP Blas Infante se encuentra a la espera de la decisión de planificación para la reubicación de hermanos de dos familias a las que obligan a matricular en centros diferentes, por lo que si se ubican en el centro, tendría una línea de Infantil de cuatro años con 26 alumnos y alumnas y una de 1º de Primaria con 28. “Ya nos parecen números muy elevados y situaciones extremas en un estado de normalidad, creemos firmemente que en el momento actual necesitamos desdoblar esos grupos tan numerosos si queremos llevar a cabo todas las recomendaciones sanitarias con respecto al Covid 19”, expresan desde la AMPA.

Desarrollado por EPICSA